El Eternauta (El Eternauta Edición Aniversario: 50 Años, 1957-2007)

Genres

Argentina Comic Comics Currently Reading Favorites Fumetti Nacional Sci Fi To Read

About this book

El Eternauta: La historieta original. Edición especial: literatura complementaria.Ni de paz ni de amor. La noche que abre El Eternauta es de angustia y desolación. La nevada que cae sobre Buenos Aires es sólo el primer tramo de una invasión alienígena que desgranará sobre reconocibles escenarios urbanos su violenta espiral de poesía y aniquilamiento. ¿Cómo se combate esta estratégica avanzada militar que ahoga las esperanzas de supervivencia humana? ¿Dónde se esconde el verdadero enemigo? ¿Quién será capaz de enfrentar un destino peor que la muerte? ¿Qué hacer cuando es imposible avanzar e inviable retroceder? Resistir. Contra el invasor. O contra el ejercicio abusivo del poder, que viene a ser lo mismo.La mayor aventura de ciencia-ficción escrita en el sur del mundo apareció serializada como un largo folletín en la revista Hora Cero Semanal entre 1957 y 1959. Obra de Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano López, la epopeya de El Eternauta es una minuciosa radiografía de la historia argentina de los últimos cincuenta años. Metáfora alucinante del país arrasado, entregado a los intereses externos y dominado por el invasor. Una historia actual que continúa gritando su mensaje a los cuatro vientos: Cuando ya no importa si se gana o se pierde, lo único que prevalece es la dignidad con la cual se presente batalla.

Reader's Thoughts

Variaciones Enrojo

Reseña de Álvaro Pons para su blog "La cárcel de papel":http://www.lacarceldepapel.com/2011/0...Una de esas compras inexcusables: la editorial mexicana RM ha distribuido estas navidades su nueva versión de El eternauta, la obra maestra de H.G.Oesterheld y Solano López. Una cuidada edición que mejora, sin duda, todas las anteriores, desde ese exterior de cuidado diseño (preciosa la portada con troquelado de Jorge Alderete) a los artículos de Juan Sasturain y Mariano Chinelli y, sobre todo, la recuperación de la obra de Oesterheld y Solano tal cual fue publicada originalmente en Hora Cero, sin remontajes de ningún tipo, con las planchas tal cual fueron vistas por los lectores de la obra en 1957, con su diseño original, desde los encabezados con los resúmenes de las entregas anteriores hasta la publicidad de la época. La reproducción, tan buena como puede ser con unos materiales de partida como los utilizados.Leído así, El eternauta gana una nueva dimensión: la de la lectura por entregas. La tensión continua, semana a semana, dota a la creación de Oesterheld y Solano de un nuevo tempo narrativo, a la par que la entronca definitivamente como un acontecimiento único dentro de la cultura popular. Aunque es indudable la sorprendente coherencia integral de la obra pese a su publicación seriada, las anteriores ediciones robaban al lector las profundas raíces que El eternauta hundía en las estructuras del folletín clásico, usadas con habilidad por Oesterheld como mecanismo que le permitiera desarrollar un inteligente relato de género a la par que un profunda e insuperable reflexión sobre la naturaleza humana.(Reseña completa en http://www.lacarceldepapel.com/2011/0... )

Eduardo Varas

Una joya. Así de simple.

Cecilia

Es extraño lo que me pasó al leer este libro. Al ser el primer comic que leía no sabía mucho que esperar, de todas formas lo interesante fue que la técnica de representación se dejó a un lado y como siempre, en una buena historia, preponderó la trama. La historia del Eternuata es una historia llena de muerte y soledad, de una búsqueda infinita. Mientras recorría el libro página tras página debo confesar que me he sentido angustiada, al punto de dejarlo en la mesita de luz, esperando otro momento para continuar con su lectura. Pese a que el sentimiento no era para nada feliz, esa sensación refleja claramente como la historia me invitó a sumergirme en ella. Creo que al fin de cuentas todos somos un poco como el Eternauta: siempre estamos buscando algo que tal vez descansa en otro universo.

Esteban Ruquet

Sencillamente impecable, la historia del eternauta es la base de la mejor tradición de historieta adulta argentina. Pocos libros (exceptuando quizá los de Horacio Quiroga) logran transmitir esa sensación de angustia y de catástrofe plena e integral, muy alejada de los clichés (pese al tema algo obvio de la invasión extraterrestre) y de la invulnerabilidad del optimismo yanqui.Como ha dicho Fede, los "errores" que uno podría encontrarle están más vinculados con la época que con la obra en sí: fundamentalmente el trabajo del dialecto hablado, que suena más a neutro que a rioplatense, y la cuestión de la mujer = ama de casa. Por supuesto, la obra es completamente icónica, y la imagen de Salvo con el traje aislante bajo la nevada mortal se volvió un símbolo por derecho propio: su significado es, como en una excelente obra de arte, sujeto a interpretación.

Adriana Zapata

Genial! No hay mas por decir. Me superó en todo sentido el eternauta.

Andrew

Argentine, post-apocalyptic, sci-fi graphic novel from the 50s, which, sooner or later, will be probably get made into a disappointing over budget film. Read the book before that happens if you can.

Bernardo

Primer cómic latinoamericano que leo. Sí, es vergonzoso, pero es así. No podría pedir más. Elementos clásicos de ciencia ficción, sabia y eficazmente manejados. Esta es una historia de 1957 y me hizo sentir la misma adicción de "The Walking Dead" o de series de invasión extraterreste como "La Guerra de los Mundos", "Día de la Independencia" y "Fallen Sky"; dos de ellas que la suceden por mucho y que de alguna manera, "roban" elementos de ella.Un Buenos Aires apocalíptico es donde se desarrolla esta historia de supervivencia post-apocalíptica; maravillosamente ilustrada y narrada. Sí, así se sienten los clásicos: perdurables en el tiempo.

Camila, the opinionated Catruler

I might have enjoyed it more if I hadn't known how it ended. And comics aren't my thing. I understand why people may like it and consider it epic, sacred, or school material in Argentina, but not my cup of tea. Extra star for the sci-fi wickedness, which was the only thing I liked about it.

Alberto

La evolución de esta historia es, desde un punto de vista actual, algo previsible, en tanto que este tipo de ciencia ficción es algo muy común a estas alturas. No obstante, eso no le resto interés, ni mucho menos, al guión. Me sorprendí intentando aprovechar cada momento libre para ver qué es lo que iba a pasar a continuación. El final es, sencillamente, de lo mejor que he leído en mucho tiempo.

Variaciones Enrojo

Reseña de Javier Agrafojo para Zona Negativa:http://www.zonanegativa.com/el-eterna...Un dolor íntimo aprieta el corazón cuando un creador cercano por sus obras se nos va de repente. A menudo no sabemos nada de su vida, siquiera pequeñas pinceladas de su biografía. Tal vez hayamos tenido el fugaz placer de saludarlo en alguna ocasión o verlo en alguna pantalla de vídeo. Pero sus personajes y sus historias han enriquecido nuestro mundo. No somos los mismos tras conocerlos. Y de esa gratitud nace la herida de la pérdida. El impacto es aún mayor si su vida es segada injustamente, su voz silenciada sin remedio por unas manos manchadas de sangre. Como Lorca. Como Lennon. Como Oesterheld.Héctor Germán Oesterheld, el más grande guionista argentino de la historia, uno de los indiscutibles genios de la historieta mundial, nació en Buenos Aires el 23 de julio de 1919. De su fértil -más bien cabría decir: ubérrima- imaginación surgieron inolvidables creaciones como el Sargento Kirk, Ernie Pike, Ticonderoga, Sherlock Time, Mort Cinder o El Eternauta, junto a artistas de la talla de Francisco Solano López, Hugo Pratt o Alberto Breccia. Trabajó incansablemente. Fue guionista estrella, de esos pocos elegidos a quienes el lector escoge con indiferencia de su dibujante. Fundó su propia editorial, donde le acompañó el éxito, pero las triquiñuelas de la imprenta y la deserción de ilustradores (mejor pagados en el extranjero) le obligaron a cerrar. Vagando por nuevas publicaciones, siguió escribiendo, cada vez más preocupado por la difícil situación de Argentina. Una biografía del Che Guevara, elaborada con Alberto y Enrique Breccia en 1968, fue censurada y sus originales destruidos. Lejos de darse por avisado, las presiones le radicalizaron y llegó a ingresar en una agrupación guerrillera. La segunda parte de El eternauta, otra vez con Solano López, hubo de escribirla en la clandestinidad. El 27 de abril de 1977 fue secuestrado por la dictadura militar de su país, al igual que sus cuatro hijas. Nunca más se volvió a saber de ellos.El Eternauta, serializado a lo largo de 106 capítulos en la revista Hora Cero entre 1957 y 1959, es la historia de Juan Salvo y unos pocos familiares y amigos, residentes circunstanciales bajo el mismo techo, que se ven sorprendidos por una misteriosa nevada fosforescente que aniquila toda vida que toca. Empieza así la lucha por la supervivencia, la búsqueda de respuestas y toda suerte de revelaciones inesperadas. El escritor confiesa en el prefacio la inspiración primera en Robinson Crusoe (Daniel Defoe, 1719), libro que le regalaron de chico y que le fascinó perdurablemente. “El Eternauta, inicialmente, fue mi versión del Robinson. La soledad del hombre, rodeado, preso, no ya por el mar sino por la muerte. Tampoco el hombre solo de Robinson, sino el hombre con familia, con amigos. Por eso la partida de truco, por eso la pequeña familia que duerme en el chalet de Vicente López, ajena a la invasión que se viene. Ese fue el planteo. Lo demás… lo demás creció solo, como crece sola, creemos, la vida de cada día”. La premisa, en efecto, crece, se enriquece y afila a lo largo de 350 páginas imborrables, tocando con maestría numerosos palos. En primer lugar, El eternauta es un relato de ciencia ficción muy del gusto de los ’50, en radiante sintonía con producciones cinematográficas más o menos coetáneas como La humanidad en peligro (Them, 1954) o La invasión de los ladrones de cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, 1956); el lector avezado detectará también similitudes con Tropas del Espacio (Starship Troopers, 1959), pese a la diametral divergencia ideológica entre Oesterheld y Robert A. Heinlein (¿homenajea el escritor estadounidense al argentino en la destrucción de Buenos Aires?), así como ciertas (¿inevitables?) resonancias de Flash Gordon, que en 1951 había sido humanizado por Dan Barry, sustituyendo la exuberancia fantástica de Alex Raymond por un acercamiento más cientifista. Objetando las lógicas distancias, Juan Salvo podría ser una suerte de Flash Gordon retirado y felizmente casado con Dale Arden, donde Favalli hace las veces de profesor Zarkov. Las mencionadas “lógicas distancias” tienen mucho que ver, naturalmente, con las distintas formas de anglosajones y latinos de concebir el heroísmo. Lo que nos lleva a un segundo punto sustancial: la humanidad de los personajes. Los hechos son fantásticos, pero las reacciones de sus protagonistas son veraces. Con mimo se retratan cada una de sus dudas, valentías, alegrías y tristezas. A ello colabora la meticulosa ambientación, donde se reconocen casas y calles igual que gestos y actitudes. El mismo dibujante indica que el recorrido de Juan Salvo le era tan familiar, gracias a las visitas que hacía a una tía y a varios amigos en Buenos Aires, que ni siquiera hubo de documentarse. “No usé fotos ni fui a los lugares a tomar apuntes, dibujé la ciudad tal como la recordaba. Me dije que si yo la recordaba así, la gente la iba a reconocer”, afirmaba Solano López en una entrevista recogida por El Boletín (Especial nº 74, primavera 2013). Esta prioridad en las cuitas de los personajes sobre la fantasía que los rodea, la misma receta que aplica Kirkman en su superventas Los muertos vivientes, mantiene fresco el relato hoy día, pese a los más de 50 años desde su concepción.(Reseña completa en http://www.zonanegativa.com/el-eterna... )

'esteban Dilo

Una genialidad. El comic argento se resume en este tomo. Muy buena ciencia ficción nacional y pesamientos de todo tipo... un lujo.

Nicolas Enriori

Polski, no salgas afuera! Y Polski salio...

Boris

Acabo hace un par de horas de leer "El Eternauta" de Oesterheld y Solano López. Me le acerquè con la intención de pasar un buen rato de entretenimiento, con la actitud benevolente de divertirme sin mayores pretensiones, como quien hoy se rìe enternecido de lo que emocionaba a nuestros padres o abuelos (películas como "El Dìa que Paralizaron la Tierra", o series como "Los Invasores"). Y acabo de salir de allì con màs, bastante màs...Por encima de los varios traspiés y convencionalismos de una fabula que parece, en principio, irse improvisando alegremente sin mayor pretensión estètica o literaria, lo cierto es que desde muy pronto, quien se preste a jugar el juego que los autores nos proponen, se verà gratificado con momentos de vigorosa imaginación; escenas autènticamente perturbadoras que tocan cuerdas profundas, temores atávicos que sòlo creadores de talento saben pulsar -y vaya que Oesterheld supo como pocos en el medio de la narrativa gràfica mundial, manipular las cuerdas del suspenso y la angustia-. El final de la narración, las últimas cincuenta páginas son una cátedra de talento manipulador de las emociones del lector propicio, un creccendo apenas sostenible de tensiòn frente al devenir frenètico de los hechos de resolución imposible...¿imposible? Un acto de magia se requerìa para resolver satisfactoriamente, sin someternos al fraude imperdonable y vulgar del "y de repente...despertè del sueño". Y en efecto, Oesterheld, el mago, en vez de defraudarnos nos ofrece uno de los finales mejores que la historia de la ciencia ficción recuerde, y hablo tanto en la novela como el cine y, tanto màs, en la narrativa gràfica."El Eternauta", como su protagonista, habrá ciertamente de trascender el tiempo.

Agustin

Mantiene la atencion todo el tiempo con el desarrollo de la historia. Los dialogos y las ilustraciones son puntos a destacar. Una total obra de arte que todo lector esta obligado a leer, por mas que desconozca del genero.

Willy Wonka

L'edizione definitiva dell'Eternauta, un libro da tenere nella propria biblioteca e rileggere periodicamente.L’edizione, pubblicata nel Maggio 2011 da 001 Edizioni, presenta in Italia la versione originale argentina in formato orizzontale recuperando così la corretta regia della storia come pensata dagli autori.Curata da Antonio Scuzzarella, è stata fortemente voluta dagli eredi Oesterheld e da F. Solano López, scomparso poi nell'agosto 2011, per ricordare, fra l'altro, la memoria di H.G. Oesterheld desaparecido nel 1977.Juan Salvo, El eternauta, è senza dubbio la creazione più profonda e duratura della cultura popolare argentina del dopoguerra...il racconto allo scrittore fumettaro inizia con con l'inquadratura su Lui ed i suo amici, un gruppo di signori della borghesia bonaerense, a casa a giocare a carte e ad un certo punto...fuori comincia a nevicare; a Buenos Aires non nevica mai, è una nevicata straordinaria e soprattutto avvelenata. Come il lettore scoprirà in seguito la nevicata è la prima arma degli alieni invasori che ben presto si manifesteranno attraverso i Cascarudo (enormi scarafaggi) creature telecomandate dai Manos, che sono esseri svuotati di volontà provenienti da un pianeta lontano, dominati a loro volta da intelligenze più feroci e malvagie di un altro pianeta ancora, gli Ellos. Juan Salvo e i suoi amici operano in un atmosfera oppressiva, pessimista, in un'azione che è più resistenza che epos e ciò conferisce una dimensione etico esistenziale alla lotta che si svolge pagina dopo pagina.Conoscendo, infine, la sorte di Oesterheld non si può che essere daccordo con quel critico che disse che si tratta di "una storia che diventa profezia”.

Share your thoughts

Your email address will not be published. Required fields are marked *